Ruta de Meninas en Madrid (Parte III)

Una, dos y hasta tres veces hemos salido para hacer la ruta de meninas en Madrid. Con dieciocho meninas más, damos por casi completada la Meninas Madrid Gallery 2019. Sin duda, un plan hecho por y para Dora Exploradora.

Con más de cincuenta meninas repartidas por la capital, no es de extrañar que haya tenido que salir a la calle más de una vez. No solo una, dos, sino TRES veces hemos hecho la ruta de Meninas en Madrid, y no nos puede gustar más el resultado.

Esta vez, comenzamos el recorrimos desde la Plaza de Colón bajando por el Paseo de Recoletos.

Llegamos a la Puerta de Alcalá, donde se reúnen algunos de los diseños más originales a las puertas del parque de El Retiro.

En dirección al centro, pasamos por la Plaza de Cibeles, donde hay varias meninas juntas. Y frente al edificio Metropolis hay dos meninas vigilando con mucha actitud. 💪🏼

Por último, callejeamos por el barrio de Chueca donde nos quedaban un par de meninas. El resultado de las fotos no me puede gustar más. GRACIAS a mi fiel compañera #doratragadora 📸, a la que tuve que invitar a un par de cervezas para compensar.

Y hasta aquí la ruta de Meninas en Madrid de 2019. Un plan que nos ha entretenido más de una tarde y una mañana, además de ayudarnos a ver Madrid de una forma diferente. 🔍

S.

Ruta de Meninas en Madrid (Parte II)

Después de la primera parte de la ruta de Meninas en Madrid, llega una segunda con otras diez Meninas más. Esta vez acompañada de bares recomendados donde hacer una parada, tomar una caña y coger fuerzas.

La primera parte de la ruta de las Meninas en Madrid se quedó corta. En una tarde caminando a paso ligero, solo nos dio tiempo a ver una docena. Nos quedaban por delante más de cuarenta Meninas, así que tuvimos que organizar otra ruta para ver otras tantas (eso sí, siempre caminando 🚶🏼‍♂️) .

La segunda ruta de Meninas en Madrid se centra en la zona oeste y centro de la ciudad. Era una mañana de domingo, en pleno mes de octubre y con una temperatura veraniega (casi se puede sentir con las fotos 😎). Era el día perfecto para estar por la calle. Y esta vez iba acompañada de mi hermana (#DoraTragadora ) y un amigo, así que la mejor excusa era combinar la ruta con el vermú. 🍺

Comenzamos por Moncloa donde, según el mapa oficial, había una Menina en el mirador. Pero al llegar allí, nos quedamos solo con las vistas y sin verla (había desaparecido). De modo que, continuamos calle Princesa abajo, y encontramos en la puerta de El Corte Inglés la Menina de Canal Historia.

Desde aquí, había que seguir la ruta hacia el Templo de Debod, así que decidimos que era hora de hacer la primera parada de vermú en Casa Paco (Argüelles). Si buscáis tortilla de patada, no dudéis en probarlo. 😋

La Huella de Ana Margarita Ramírez

La siguiente Menina se encontraba al lado del Monumento a los Caídos en el Cuartel de la Montaña, que está en el parque del Templo de Debod. Esta Menina, titulada La Huella, es de las más originales para mí y la foto es divina. 💚

¿Siguiente parada? ¡Otra cervecita! Que el paseo ya nos había dado sed. Esta vez en el Mesón Restaurante La Mi Venta. Un lugar tradicional a la par que vanguardista, con una gran calidad (¡súper recomendado!).

Menina Friends 25 Aniversario de Antonio Azzato

En el Palacio Real de Madrid esperaba la siguiente Menina. Una de las más fotografiadas de la edición y no es para menos, ya que rememora el 25º Aniversario de la serie Friends y está acompañada de su emblemático sofá. Fue imposible hacerme una foto en ella sin hacer la cola que hay día y noche jaja 😅. Veremos si tengo suerte antes de que la quiten…

¿Siguiente recomendación para una cañita madrileña? El Minibar 🤩 Este bar es totalmente un descubrimiento. Tienes que ir y, si tienes tiempo para probar su carta, ¡ni lo dudes! Es tan mini como su nombre, así que te recomiendo reservar o te quedarás con las ganas.

Otro punto indispensable de esta ruta es la Plaza Mayor. Frente a la fachada de la antigua Casa de la Panadería, se encuentra el siguiente trío de Meninas: la menina de Sara Andrés, la menina titulada Aplausos, dedicada a los venezolanos, y la colorida Flora Desencadenada.

Menina bella, salvaje y vulnerable
de Dani Rovira

Desde la Plaza Mayor callejeamos un poco para llegar a la calle del Arenal, que une Sol con Ópera. Más o menos a la altura de la sala Joy Eslava, se encuentra la menina de Dani Rovira, dedicada a los animales y al maltrato.

Llega el momento de tomar otra cervecita, esta vez en el bar Los Amigos II , que se encuentra callejeando en dirección a Callao. Sin duda, un bar típico de barrio madrileño en pleno centro. 👌

La Plaza del Callao era la siguiente parada. En esta zona se reúnen tres Meninas, tan variopintas como sus temáticas. Está la patrocinada por FNAC, Cultura en la piel; la ardiente menina de Ouka Leele y la monstruosa Criatura cambiante.

Calle de Gran Vía abajo y volviendo hacia el barrio, terminamos la ruta con la última parada del vermú dominguero en La Pomarada. Un rinconcito asturiano escondido en la zona de Conde Duque donde nunca faltará comida. 🍴

Así pusimos fin a la segunda ruta de meninas en Madrid creada por Dora Exploradora. Conseguimos una mañana de domingo diferente, aprovechamos el buen tiempo y cumplimos con nuestras ganas de caminar y pasárnoslo bien. Eso sí, todo siempre rodeada de buena compañía. GRACIAS a @albacampo8 , #DoraTragadora , y @albertosmirk . 👏🏼👏🏼

S.

Ruta de Meninas en Madrid (Parte I)

La ruta de Meninas convierte de nuevo a Madrid en una exposición al aire libre con más de medio centenar de diseños repartidos por sus calles. Dora Exploradora no podía perder esta oportunidad y ha creado su propio circuito para ver las Meninas.

Madrid vuelve a acoger el proyecto de las Meninas Madrid Gallery por segunda vez. Desde el 1 de Octubre hasta el 30 de Noviembre, más de cincuenta Meninas con diseños únicos están repartidas por las calles de la ciudad para transmitir y embaucar a los viandantes. Cada una es muy diferente pero todas están bajo un mismo lema: qué inspira Madrid.

Todo comienza conmigo, Dora Exploradora, a la que se le mete en la cabeza hacer un recorrido de las Meninas. ¿Como excusa? Pasear por las calles de Madrid. Muchas canciones reflejan esta sensación de inspiración y encandilamiento que te produce perderte por Madrid. Y es verdad. Esta ciudad tiene algo que te maravilla y nunca deja de sorprenderte.

¿Quién acabó siendo mi cómplice en esta ocasión? Mi hermana (Dora Tragadora), que desde que se ha mudado a Madrid va a ser difícil que se escape de muchos planes… 🤩

Comenzamos la primera parte de la ruta de las Meninas Madrid Gallery por la zona norte de la capital, en el barrio de AZCA, concretamente. Aquí descubrimos dos Meninas. Sin duda, una de ellas, es mi favorita hasta la fecha: Jardín Vertical de Antonio Azzato.

La siguiente parada fue el barrio de Serrano. Tras un largo paseo por La Castellana, nos encontramos con La Flor de mi Jardín y la Menina de María Pombo, A mí me gustas.

Callejeando un poco por la cuadrícula del sofisticado barrio, encuentras la Menina llamada Taberna, la que nos recuerda a Charles Chaplin y una tan original como escondida, que consiste en un proyector con Video Mapping y está dentro del Mercado de la Paz.

ruta-meninas-madrid-video-mapping
Video Mapping in Love de Mapping Pro

(¿Os cuento un secreto? En la primera ruta, no encontramos la Menina del Video Mapping. Tuvimos que volver con la excusa de comer en Casa Dani para encontrarla jajaja 😂)

Seguimos hasta llegar a la calle de Goya. Allí el mapa jugó un poco con nuestros sentimientos, ya que nos ubicaba una Menina que luego no existía. Sin embargo, encontramos dos, casi una al lado de la otra. A un lado de la calle, la Menina de Rafa Nadal y, al otro lado del paso de cebra, una de las más bonitas para mí, llena de pintalabios. 💄

Muy cerca de estas Meninas, en la Plaza de Colón con la calle de Génova, se encuentra la Menina de La Movida, súper colorida y original. También está la Menina llamada Lluvia patrocinada por Solán de Cabras.

ruta-meninas-madrid-miguel-angel-muñoz
Chiriwinkinki de Miguel Ángel Muñoz

Si se continúa la calle de Génova se llega a la Plaza de Alonso Martínez, donde se encuentra la simpática Menina de Miguel Ángel Muñoz llamada Chiriwinkinki.

Esta Menina tampoco llegamos a verla el mismo día del recorrido, ya que se nos hizo de noche antes de lo previsto y las fotos perdían toda la calidad. Así que decidimos optar por terminar la ruta y tomar una cervecita, ¡qué nos la habíamos ganado! 👌🏼

Esta es la primera parte de la ruta de Meninas que realicé con mi hermana. Un plan diferente, una excusa para estar activo toda una tarde y conocer las calles de Madrid.

Continúa con una segunda parte y es muy posible que venga acompañada de recomendaciones para hacer paradas estratégicas o, lo que es lo mismo, tomar una buena caña madrileña. 🍺

S.

Panorámica desde Peña Tremaya

Ruta por la Montaña Palentina, subida a Peña Tremaya.

Descubre una ruta por la montaña de Palencia, sencilla, para toda la familia y con un desnivel suficiente como para disfrutar de las hermosas vistas de la Cordillera.

Era una mañana de sábado, fría y con el cielo en un azul intenso. El sol ya avisaba de que sus rayos iban a brillar durante todo el día. Como buen fin de semana en plena campaña de invierno, por estas tierras del norte de Palencia, unos pocos amigos y yo decidimos dedicar la mañana a ejercitarnos un poco (todos sabíamos que la noche iba a ser otra cosa 🍺). ¡Así que qué mejor que una ruta por la montaña palentina!

Decidimos probar la ruta que subía a la Peña Tremaya (1.438 m). Reunía las características idóneas para realizarse en no más de 2-3 horas y el esfuerzo era medio-bajo.

Comenzamos dejando el coche aparcado en el pueblo de Tremaya (siempre en algún lugar donde no moleste a ganaderos, habitantes y vehículos). Desde el pueblo iniciamos la ruta por la carretera, retrocediendo sobre nuestros pasos, hasta dar con un camino a mano izquierda. Ahí, comenzamos el ascenso dirección sur por un camino.

Ruta por la Montaña Palentina, Peña Tremaya.
Camino en dirección a la Peña Tremaya.

El primer esfuerzo es lo más duro que vas a encontrar en toda la ruta. Al terminar esta primera subida, ya estarás a vista de pájaro.

Una vez llegamos a la falda de la peña, rodeamos por la parte derecha (o la parte que da la sombra en la mañana). Para nuestra sorpresa, en estas fechas todavía quedaba algún nevero.

¡Y vaya que si nevero! En la parte donde nunca daba el sol, llegabas a meterte hasta las rodillas.

Ruta por la Montaña Palentina, Peña Tremaya.
Vistas desde la peña Tremaya.

Creo que esta parte de la ruta fue la que alargó el tiempo que habíamos estimado. No pudimos evitar hacer alguna trastada con la nieve. Pudimos disfrutar de algún resbalón que otro 😁. Pero sobre todo, las vistas que ya se empezaban a disfrutar de la cadena montañosa formada por el Peña Labra (2.018 m), Pico Tres Mares (2.149 m) y El Cuchillón (2.174 m).

Continuamos rodeando la peña por la parte trasera, haciendo un forma circular sobre su falda. Hasta llegar arriba, donde una caseta de vigilancia contra incendios de la Junta de Castilla y León custodia el panorama. ¡Era el momento del almuerzo! 🤞(Bendita montaña, qué hambre das).

Ruta por la Montaña Palentina, Peña Tremaya.
En un nevero con nuestro nuevo compañero.

Éramos un grupo de 6 personas y Coyote (un perrito). ¡Ah!, también un mastín que se unió desde el principio. Teníamos comida para otros 6, pero no quedó nada. Hasta una botella de licor de café subió esa peña. Estamos preparados para el fin del mundo… 🤣

Cuando recuperamos fuerza, era el momento de bajar. El descenso se hace caminando sobre tus pasos. Y en el punto donde se encuentra una casa de campo, se decide si bajar a Tremaya directamente por el camino o, como hicimos nosotros, tirar a mano derecha y bajar por el otro lado de la peña.

Escogimos el camino feo, el de los matorrales y los árboles enredados, con nieve derritiéndose y en bajada… Lo demás se lo pueden imaginar jajaja.

El equipo llegó sano y salvo hasta una tierra de pasto al lado de la carretera que une la carretera de San Salvador de Cantamuda con Tremaya. Atravesamos un puente y, pasito a pasito, caminamos por la carretera en dirección Tremaya. Parece corto pero a mí se me hizo más largo que subir a la peña. Quizá porque era todo en llano.

Finalmente, llegamos a nuestros coches. Era la hora perfecta para tomar el vermú (como decimos nosotros). Un vermú que empezó con una ronda de cervezas en San Salvador de Cantamuda y terminó con una buena comida en el restaurante La Taba probando su menú degustación. No puedo decir más que lo prueben. Soy de montaña, de la comida de la abuela y de platos tradicionales. ¡Esto fue un festín!

Así, es como mis amigos y yo nos dedicamos a hacer turismo de montaña. No es de extrañar que, cada vez que me escapo a mi tierra, esté como loca por subir a mi Montaña Palentina. ❤

S.