La Sierra de Madrid es el paraíso de los madrileños. Descubre una ruta en coche por los pueblos más bonitos donde poder desconectar.

Tras muchos días de trabajo intenso o después de una larga temporada “atrapado” en la capital, la Sierra de Madrid puede convertirse en un destino paradisíaco. En tan solo una hora de coche (sin los famosos atascos de “operación salida”) puedes acampar en plena naturaleza, dejando atrás el bullicio y la contaminación. ¿Te animas?

sierra-de-madrid_Sara-Campo
Sierra de Guadarrama en Madrid

Por un lado, se encuentra la Sierra Oeste de la capital. Por otro lado, está la Sierra Norte de Madrid en los alrededores del río Lozoya. Esta vez, haremos la ruta en coche por la Sierra de Madrid en la zona norte.

Comenzamos saliendo de la capital por la autovía A-1 , que es la que nos lleva en dirección a esta zona norte. La primera parada es uno de lo pueblos más bonitos de Madrid:

Patones de Arriba

Este pueblecito está a 70 km de Madrid y tiene un encanto propio: la pizarra. Las casas y las calles, tan estrechas como empinadas, están construidas con este material. Cada rincón es de cuento y tiene pequeños bares y restaurantes en los lugares menos sospechados.

Patones de Arriba está muy protegido y cuidado por sus habitantes. No se puede acceder con el vehículo, hay que aparcar el coche antes de llegar en las zonas delimitadas o en Patones de Abajo y subir andando (20 min). Esta es una de las razones por las que se crea un ambiente más enigmático y rural. Está construido en pendiente y tiene unas maravillosas vistas de la Sierra y de su pueblo vecino, Patones de Abajo.

Buitrago del Lozoya

buitrago-del-lozoya-sierra-madrid_Sara-Campo
Buitrago del Lozoya. Foto de Sara Campo

A pocos kilómetros del Puerto de Somosierra y a 80 km de Madrid, encontramos este pueblo de postal. Rodeado por un foso natural formado por el río Lozoya y con una muralla en perfecto estado, que parece trasladarnos a la Edad Media. Es un enclave con un patrimonio casi en perfecto estado y con vistas a la Sierra y al Embalse Riosequillo.

Buitrago del Lozoya es el sitio perfecto donde parar a comer un chuletón de la sierra. Nosotros comimos en el Restaurante Las Murallas y… Os puedo decir que repetiré. También cuenta con un Museo Picasso y en septiembre, se celebra la fiesta medieval que permite viajar en el tiempo.

Rascafría

rascafria-monasterio-paular-sierra-madrid
Puente del Perdón y Monasterio de El Paular. Foto de David Daguerro.

La última parada de nuestra ruta por la Sierra de Madrid fue Rascafría, un pueblo situado a 100 km de Madrid y a 1.100 metros de altitud. Esta localidad se encuentra muy cerca del Puerto de Cotos, donde comienza la ruta clásica al pico más alto de la Sierra de Guadarrama, el Peñalara (2.428 m).

Rascafría es un sitio que encandila. Es el lugar perfecto donde refugiarse los meses de calor y cuenta con una gran riqueza: la naturaleza. Aquí está el “Bosque de Finlandia”, Las Presillas, que son piscinas naturales, o la senda de la Cascada del Purgatorio. También, destacar el edificio del Ayuntamiento, el Puente del Perdón sobre el río Lozoya y el Monasterio de El Paular, que sigue estando habitado.

Ayuntamiento de Rascafría. Foto de Sara Campo.

Como ya se nos hizo de noche, terminamos la ruta por la Sierra Norte madrileña subiendo con el coche por el Puerto de Cotos hasta la Estación de esquí de Navacerrada. Esta carretera es digna de vivir, ya que es una vía de montaña, con numerosas curvas y está rodeada de bosque. Una maravilla para los amantes de la conducción y de noche, es aún más peliaguda.

Llegamos a Navacerrada y, desde allí, volvimos a Madrid por la autovía A-6 para cerrar la ruta circular en coche por la Sierra de Madrid. Un domingo más para unos madrileños que estábamos deseando “escapar” de Madrid.

S.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *